Cerámica modernista al Museu de Terrassa

Fotos:
Cerámicas con la técnica del entubado: un nenúfar copia de modelos belgas o alemanes y una hortensia inspirada en modelos ingleses.

2 1

En el Museu de Terrassa se puede ver una pequeña muestra de cerámica modernista. Son unos pocos ejemplos pero representativos de la estética, las utilizaciones y las técnicas que se emplearon durante el modernismo.

Fotos:
La Cartoixa de Vallparadís, sede del Museu de Terrassa y vista de la sala de exposiciones

3 4

Es una muestra sencilla, cuyo objetivo era mostrar toda una serie de piezas que normalmente están ocultas a los visitantes, en los almacenes. Estas piezas proceden de colecciones particulares que fueron donadas a la ciudad. Destaca la de Josep Soler i Palet, uno de los prohombres de Terrassa.
Son piezas sueltas, composiciones de 2 o 3 baldosas, un arrimadero o un macetero compuesto por baldosas cerámicas. Las técnicas muy variadas: de arista, a la cuerda seca, entubadas, con trepa o de molde.

Fotos:
Grupo de 6 cerámicas hispano árabes de Toledo del siglo XVI con la técnica de la arista. Tres piezas realizadas a la cuerda seca de la casa Mensaque de Sevilla de 1907-1910; formaban parte de una arrimadero de la Masía Freixa, de Terrassa, anterior a la reforma de Joaquim Vancells (1918).

5 6

Lo que la hace interesante es que la muestra no se centra en el modernismo, sino que va desde baldosas medievales del siglo XIV, pasando por piezas hispano árabes de la Sevilla del siglo XVI a plafones barrocos, para terminar con la cerámica de rajoles de mostra del siglo XIX y las primeras producciones semi industriales de las productoras valencianas de cerámica a caballo del siglo XIX y XX y los brillantes ejemplos de cerámica plenamente modernista. Esto permite ver como el modernismo se inspira en formas anteriores, no solo en las cerámicas catalanas medievales y barrocas, sino también en las renacentistas andaluzas de estilo arabizante e incluso italianizante.
El catálogo es sencillo, cuesta 10€ y hace una pequeña ficha de todas las piezas expuestas. En contraposición se echa de menos un pequeño estudio comparativo con varios temas que en la muestra son evidentes:
– Una explicación del paso de las técnicas artesanas a las industriales.

Fotos:
Dos modelos eclécticos, realizados a trepa, de finales del XIX de talleres de Onda (Castellón), uno de ellos, a la izquierda, estampillado con nombre del Taller Peris.

7 8

– Los diferentes movimientos estilísticos a finales del XIX: el historicismo, el eclecticismo, la influencia del arte japonés, el naturalismo, la estilización de motivos vegetales y finalmente el modernismo.

Fotos:
Modelos de hacia 1910 de cerámica valenciana de estética naturalista con cierta influencia japonizante, de las fábricas de Eloy Domínguez Veiga (con fábricas en Onda y Manises) y las golondrinas de la fábrica de J.B. Segarra Bernat (Onda).

10 9

Fotos:
Cerámicas de influencia centro europea, de Eloy Domínguez Veiga (Onda/Manises) y de la Fábrica de San Pío V de Valencia (a la derecha).

11 12

– La copia de modelos de unas fábricas a otras, especialmente las fábricas valencianas de Onda y Manises eran conocidas por el plagio que hacían de modelos de baldosas cerámicas de catálogos de otras fábricas europeas. En la muestra misma, hay unas piezas de la fábrica de Valldecabres (Valencia) que son idénticas a un modelo de la casa Minton inglesa de mediados del siglo XIX.

-La enorme importancia y la gigantesca producción de las fábricas cerámicas de Valencia y Castellón y su masiva importación a Cataluña.

Fotos:
Modelo cerámico de la casa Minton de Inglaterra de ca. 1885 (foto procedente del catálogo Industrial Tiles, Johan Kamermans y Hans van Lemmen, editores, Nederlands Tegelmuseum, Otterlo) y a la izquierda modelo algo posterior de la fábrica valenciana de Valldecabres.

14 13

– La versatilidad de la cerámica y sus usos durante el modernismo, aplicada en suelos, paredes, fachadas u objetos. Baste pensar en el pabellón Bigot, realizado en 1900 para la Exposición Internacional de París completamente en cerámica, y que, actualmente, es objeto de una muestra (hasta el 31 de agosto) en el Museo de Artes decorativas de Budapest: http://www.imm.hu/en/exhibits/view/217,The+Bigot+Pavilion

Fotos:
2 laterales de una jardinera realizada con cerámicas de molde y entubadas de influencia centro europea. Al fondo, tras la jardinera, se ve el arrimadero blanco de ca. 1900 de la fábrica barcelonesa de Sebastià Ribó.

16 15

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otras ciudades modernistas y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cerámica modernista al Museu de Terrassa

  1. Pingback: Modernismo (II) : Carteles, latas y cajas modernistas | creciendoentreflores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s