Historia de una casa: las casas Martí, Portal de l’Àngel y Montsió

 

 Portal de l'Angel, antes plaza Santa Ana.  Portal de l'Àngel con procesión

Fotos: Plz. Santa Ana (actual Portal de l’Àngel), durante la procesión del Corpus con los balcones con domassos; Foto de Ll. Girau, Arxiu Fotogràfic del Centre Excursionista de Catalunya (AFCEC_GIRAU_X_0098); a la izquierda la Casa Martí. Y durante una procesión en 1904, foto de la revista Album Salón, se ven los bajos de la casa Martí a la derecha. Debajo, fachada y tribuna en la actualidad de la Casa Martí, del mestre d’obres Alexandre Perich.

Casa Martí, fachada  Casa Martí

Al hablar de la Casa Martí todo el mundo piensa en la situada en la calle Montsió y construida por Puig i Cadafalch. Efectivamente esa es una casa Martí, pero es la segunda, en cronología y en importancia para el propietario, Francesc Martí i Puig. La primera casa Martí está, aún, en el actual Portal de l’Àngel y fue construida entre 1888 y 1891 por el mestre d’obres Alexandre Perich i Soler; otra de las casas que documenté para Joies del Modernisme privat. Pero es que aún hay dos casas más que pertenecieron a la familia Martí.

La familia Martí inicia un proceso de enriquecimiento, a mediados del siglo XIX, dentro de la industria textil. El padre Pere Martí Palmerola vivía de alquiler en la calle del Pi, en un edificio propiedad del Marqués de Castellvell, en el principal del palacio Barnola. Los hijos Pere y Francesc  diversifican los negocios y dentro de la gran oferta de terrenos que supuso la desaparición de los conventos del centro de la ciudad se hicieron, en 1886, con el solar que había ocupado el convento de Montsió de Barcelona. Este convento estaba situado entre el actual Portal de l’Àngel y calles Condal, Amargós y Montsió.

El convento se derribó, pero iglesia y claustro se desmontaron, piedra a piedra, y volvieron a construir en la Rambla de Catalunya, donde aún se puede ver la primera. El claustro, tras la guerra civil, fue trasladado a Esplugues de Llobregat. Para más detalles visitar Monastirs Catalans.

Plano Barcelona, Garriga, quarterons 48  Iglesia de Montsio en Rambla Catalunya, F. Ribera AFB

Plano de Barcelona de Miquel Garriga i Roca, de 1854, del Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona, detalle de la zona. La iglesia trasladada a la Rambla de Catalunya, foto de Francesc Ribera, 1947, Arxiu Fotogràfic de Barcelona.

 Claustro de Montsio en Esplugues, foto  F. Ribera AFB   Dibujo viga Montsió de A. Rigalt, AHCB

Foto del Calustro en Esplugues, foto F. Ribera, 1950, AFB. Dibujo de Agustí Rigalt de las vigas del claustro, AHCB.

En el momento del derribo las vigas del claustro fueron utilizadas para construir la cerca de protección de las obras. Gracias a la gestión de Perich, según la prensa del momento, se cedieron al entonces Museo de Barcelona, actual MNAC. Agustí Rigalt hizo un dibujo de sus decoraciones.

En 1886 Portal de l’Àngel iba de la plaza de Catalunya a la calle Condal, era el espacio más próximo a las desaparecidas murallas. De la calle Condal a la calle dels Arcs se llamaba Plaza de Santa Ana. Esta plaza fue, durante los siglos XVII y XVIII, una de las más prestigiosas de la ciudad, lugar en la que la nobleza levantó sus palacios, algunos de los cuales aún se conservan. Los hermanos Martí Puig deciden construir diversas edificaciones en sus terrenos, la primera su residencia, en la parte más noble y chic del terreno, la que daba directamente a la plaza de Santa Ana (hoy Portal de l’Àngel nº 24), en la parte trasera un almacén de tejidos y dos casas de alquiler. Todo ello atravesado por un pasaje particular (de Condal a Montsió y como prolongación del pasaje de Espolsasacs) llamado de Sant Josep (actualmente del Patriarca).

Plano actual con la localización de las tres casas

plano actual casas Marti

La casa principal, en la que vive Francesc Martí, tras la muerte de su hermano Pere, se encarga, en 1888, a un mestre d’obres de prestigio, Alexandre Perich. El almacén para los tejidos, de 1894, a otro reconocido mestre d’obres Joan Frexe i Vilardaga. La primera casa de alquiler situada en Montsió a un joven arquitecto de Mataró, Josep Puig i Cadafalch; en los bajos de esta casa se instalaría la cervecería Els Quatre Gats. A este mismo arquitecto le encargan poco después la reforma de otro edificio de la familia, el del Hotel Europa en la calle Boquería 12; la autoría de Puig i Cadafalch la demostró el estudio, entre otros, de Reinald González. Finalmente se completó el solar dejado por el convento con la Casa Carreras (familiares de los Martí) en un edificio que tradicionalmente se ha atribuido también a Puig i Cadafalch.

29 P1030096  Sin título 2

Fotos: Mosaico del tímpano de la puerta de entrada a la casa Carreras y dibujo de la portadilla del libro editado por el propio Puig i Cadafalch L’oeuvre de Puig y Cadafalch, architecte, 1896-1904; muy similares.

La Casa Martí del Portal de L’Àngel 24

Para su casa los Martí eligen un estilo ecléctico lleno de referencias a los estilos del pasado, casetones en los techos, pilastras, grutescos, la imponente escalinata de mármol, los candelabros en bronce de ecos romanos… El clasicismo es lo imperante, aunque dentro de la significación de los estilos, la pequeña capilla de la escalera principal es neogótica, así el arco que la cobija es apuntado, a diferencia del resto, de medio punto. En la fachada destacan dos tribunas miradores de madera y el coronamiento original de la fachada ha desaparecido, como se ve comparando las fotos antiguas y las actuales.

El interior de la casa, en parte transformado en tiendas de moda, ha perdido casi toda su decoración, aún son visibles algunos restos de pintura en los techos, como un tondo con un putti de estilo clásico. Lo más destacado es el conjunto de vidrieras, todo un repertorio de la moda de la década de 1890. Vidrieras de estilo naturalista con motivos de flores y aves y cierta influencia japonesa, así como temas variados como jarrones con diferentes hojas de plantas exóticas o detalles neoegipcios. Las técnicas diversas, esmaltados, al ácido o emplomados. La realización corrió a cargo de la casa Ambrosio Vic i Cía.

En la escalera de vecinos destaca un arrimadero con baldosas diseñadas por Puig i Cadafalch. Evidentemente el uso de estos azulejos en esta construcción se debería al trabajo que en esos momentos realizaba el arquitecto en otras propiedades de los Martí o a una posible intervención en las obras, puesto que Perich murió en 1893.

Azulejos/rajoles modernistas de Puig i Cadafalch   L'oeuvre de Puig y Cadafalch, architecte, 1896-1904

Fotos: detalle del arrimadero de la escalera y dibujo de J. Puig i Cadafalch de los azulejos en L’oeuvre de Puig y Cadafalch, architecte, 1896-1904 : architecture, décoration, mobilier, serrurerie, carrelages.

Desde el patio del piso principal se podía acceder mediante un puente/pasarela sobre el pasaje del Patriarca a los almacenes textiles de la familia. Así los Martí podían ir de su residencia al espacio de trabajo sin pisar la calle. El puente, con forja floral modernista y trencadís blanco es de autor desconocido. Los almacenes de Joan Frexe, han perdido también el coronamiento original de la fachada, compuesto de grandes copas en piedra, y sufrido la remonta de un piso.

 

Las otras casas Martí

Tanto la Casa Martí de la calle de Montsió, como el Hotel de la calle Boquería 12, como la casa Carreras, también en la calle Montsió, son, o atribuida la última, de Josep Puig i Cadafalch. Las dos primeras se construyeron en un corto periodo y es normal que algunos elementos decorativos se utilicen en ellas, así como en la casa Martí del Portal de l’Àngel. Un caso es la cerámica, las mismas piezas se utilizan en las casas, pero en todas ellas se colocan en sitios diferentes y en combinaciones diferentes, de forma que, los mismos azulejos o piezas cerámicas, dan como resultado diversos plafones, arrimaderos o sotabalcones.

La casa Carreras tiene una decoración diferente, con un gran plafón cerámico figurado (un posible San Martín de Tours como obispo) y un modelo de baldosa de la fábrica Pujol i Bausis, diseñado por Antoni Maria Gallissà, que Puig i Cadafalch utilizó en multitud de ocasiones, además del mosaico del tímpano de la puerta, con flores de la pasión y escudos heráldicos de caracter religioso. La M de los Martí es omnipresente, como en todas las construcciones anteriores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barcelona Modernista, Cerámica, Historias de una casa y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Historia de una casa: las casas Martí, Portal de l’Àngel y Montsió

  1. Pingback: Historias de una casa: la Casa Terradas o Casa de les Punxes | Del Modernismo

  2. Pingback: Teixint a les parets | Rondaller

  3. Pingback: El taronger de la immortalitat | Rondaller

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s