El misterio de las casas fantasma: La Casa Antoni Bonay, Gran Via 700

 Casa Bonay, Gran Via 700  Casa Bonay, Gran Via 700

Como muchas más casas de las que nos podemos imaginar, la finca de Gran Via 700, tras una fachada en perfecto estado, se oculta un edificio que lleva años vacío de inquilinos, es decir de vida.

La suerte que suelen correr es que los compre una inmobiliaria, los vacíen como a un erizo de mar, y los conviertan en una piel sin vida. No, por suerte, en el caso de esta finca. Alquilado por un grupo que lo transformará en hotel, conservando todos sus elementos importantes, evitando al máximo eliminaciones dramáticas y actuando de una forma consciente y reversible. Será el hotel Casa Bonay.

El origen del nombre está en el barcelonés que mandó construirlo en 1869, Antonio Bonay, miembro de una ilustre familia de importadores de madera y dueños de aserraderos en la ciudad. Según Josep Mainar los Bonay se instalaron con la urbanización del Eixample en la calle Bailén. Tradicionalmente los talleres de maderas y aserraderos estaban instalados cerca del puerto, en la zona del Raval.

pub riera 1897 Publicidad de 1897 en el Anuario Riera.

Esta no era la única propiedad de los Bonay, que como muchas familias de la burguesía se enriquecieron con la especulación urbanística, siendo los dueños de varios edificios en las calles de Bailén, Roger de Flor, Mallorca/Diagonal, Valencia… Pero parece ser que la primera que mandaron construir fue la de Gran Via 700.

El mestre d’obres que se encargó de los planos fue Francisco Batlle y Felip. Según Joan Molet en su tesis doctoral, Francisco Batlle fue uno de los mestres d’obres con más trabajo de mediados de siglo. Forma parte del grupo de 8 mestres d’obres, el 8’6% de todos los censados en Barcelona, que acumulan en la segunda mitad del siglo XIX el 33’5% de las adjudicaciones de obra en la ciudad.

Como es normal en una época de tanta actividad constructiva, las obras se iniciaron sin los permisos reglamentarios, que tras la denuncia correspondiente, se legalizan cuando ya estaba edificado hasta la primera planta.

La fachada se ha mantenido prácticamente inalterada desde entonces, como se observa al comprobar el detallado dibujo de los planos actuales y la fachada actual. Es la típica fachada de regusto clasicista. Solo, en 1893, el arquitecto Salvador Viñals remontó un cuarto piso a los tres iniciales, respetando el diseño original.

Casa Bonay, Gran Via 700 Casa Bonay, Gran Via 700 Detalle de la fachada y vista general de la portería.

Otras obras posteriores fueron la edificación de un almacén en la parte posterior, un magnífico espacio con columnas de hierro, también de Viñals; y ya en 1899, se añadieron las galerías acristaladas actuales, del arquitecto Isidre Gili i Moncunill , que dan a uno de los patios de interior de manzana mejor conservados del Eixample.

Casa Bonay, Gran Via 700 Casa Bonay, Gran Via 700Almacén de Viñals y puerta de entrada.

Los pisos estaban dominados por el gran salón y la alcoba principal que daban a la Gran Vía, en la parte de atrás, los dormitorios más pequeños, zonas de servicio y el comedor. Destaca algo poco común en este momento, la existencia de un baño/lavabo individual asociado a cada una de los dormitorios y alcobas. En los salones destacan las chimeneas, un elemento que daba clase y elegancia a los nuevos salones de la burguesía frente al tradicional brasero.

Respecto a la familia Bonay ya he señalado que tenían aserraderos y fincas. Como es normal la generación posterior se dedicó a otros menesteres, diversificando los intereses de la familia. Antoni Bonay, que murió en 1881 justo antes de ser investido como concejal del Ayuntamiento de Barcelona, se había casado con Antonia Carbó, con la que tuvo varios hijos, José Antonio (según la información aportada por la familia nació en 1840) siguió en el negocio familiar, Federico se dedicó a la política, llegando a ser cónsul del Brasil en Barcelona y Alfonso (nacido en 1834) se dedicó a la cultura, siendo un reputado bibliófilo y arqueólogo. Como curiosidad (según aportación de la familia) la nieta de José Antonio, Antonia Bonay, se casó en 1907 con el escultor Carles Maní, prototipo del artista bohemio y maldito que colaboró con Gaudí en la Casa Milà y la Sagrada Familia (más información en el blog de A.M. Ferrin ).

Antonio Bonay necrologica Nota del fallecimiento del “achacoso” señor Bonay en La Vanguardia.

El interior de la casa conserva la distribución original que ahora desaparecerá con las obras, no a sí, la magnífica colección de suelos Nolla y los elementos más singulares como puertas o los arrimaderos de estuco al fuego de la escalera y las galerías.  Algunas viguetas y revoltons han conservado parte de la decoración original, que desgraciadamente correrá peor suerte.

8 9 Arranque de la escalera al principal, en mármol, y escalera del resto de pisos.

Desde aquí dar las gracias a la propiedad por permitir la visita antes del inicio de las obras, y espero poder ver el resultado y los magníficos suelos restaurados, no como en las fotos que acompañan este texto.

Una galería de fotos con detalles de elementos decorativos originales que se conservan:

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barcelona Modernista, Historias de una casa y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El misterio de las casas fantasma: La Casa Antoni Bonay, Gran Via 700

  1. Lula dijo:

    José Antonio Bonay Carbó nació en 1840. Su hermano Alfonso en 1834, era pués seis años mayor.

    Me gusta

  2. Adela dijo:

    Bon dia, de los siete hermanos Bonay Carbo, el más pequeño era Alfonso. El mayor, no recuerdo con seguridad si era Josep Antoni ó Federico.

    Me gusta

  3. laura dijo:

    Hola!! estoy empezando en proyecto final de arquitectura, y lo hago sobre este edificio. Buscando información he acabado en tu blog, y me ha parecido muy interesante!
    Podrias decirme donde has encontrado esta información? te lo agradecería muchísimo!!

    Gracias por adelantado,
    saludos!!

    Me gusta

  4. Pingback: La casa de la calle Valencia 263 | Del Modernismo

  5. Pingback: Nolla y Anchisi en Canet y Arenys | Del Modernismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s