Un arrimadero modernista y sus circunstancias

Hasta hace poco la Casa Museu Lluís Domènech i Montaner tenía en depósito un arrimadero de cerámica, diseño de Lluís Bru y realizado en la fábrica Pujol i Bausis, “La Rajoleta” hacia 1901-1903.

Arrimadero cerámico, de Lluís BruPorción del arrimadero durante su estancia en Canet de Mar

Ahora ese arrimadero, reclamado por su legítimo propietario (el antiguo Museu de les Arts Decoratives) se exhive dentro de las colecciones del Museu del Diseny (en el Dhub). Es un perfecto ejemplo de las vueltas y vueltas que dan algunas piezas de museo en esta ciudad nuestra.

El arrimadero completo se sacó del Palacio del Barón de Castellet, en la calle Montcada, cuando este edificio, en 1970, se adecuó para ampliar el Museu Picasso.

Palacio del Baró de Castellet Palau de  Baro de Castellet

Fotos A.F.B.

El arrimadero fue a parar a diferentes instituciones, que lo guardaron en almacenes… en el mejor de los casos. Una parte fue a parar el Museu d’Art Modern, que luego se integró en Museu Nacional d’Art de Catalunya, donde se exhibe desde hace pocos años y es una de las pocas muestras de cerámicas aplicadas a la arquitectura que tiene. Otra sección significativa de este arrimadero fue a parar al Museu d’Arts Decoratives, que en porciones, lo cedió en depósito a diferentes museos como el Museu de “La Rajoleta” en Esplugues de Llobregat o la Casa Museu Lluís Domènech i Montaner en Canet de Mar. Otra parte se cedió al Park Güell que las utilizó, convenientemente troceadas, para la restauración de los mosaicos de trencadís

Ahora, los restos supervivientes se exhiben, como la única muestra de diseño cerámico industrial modernista en el Museu del Diseny.

Arrimadero ceramico modernista, Lluís Bru El arrimadero del Museu del Diseny

Es un diseño que permite diferentes variaciones, sustituyendo la flor por otra en relieve, como vemos en el arrimadero de la Casa Navás o usando solo la flor, como se aprecia en algunos sotabalcones. Fue una cerámica muy popular y su uso se alargó en el tiempo más allá del periodo modernista, nada raro por otra parte, y en casas ya cercanas a la década de 1920 vemos una variación de esta baldosa, que puede ser de la misma fábrica Pujol i Bausis o alguna imitación.

Arrimadero casa Navas Arrimadero ceramico modernista, Lluís Bru

En la Casas Navás y en un sotabalcón

Arrimadero cerámico modernista, Lluís Bru ceramica modernista

Detalle del arrimadero y un sotabalcón con una baldosa muy similar.

Es un magnífico arrimadero con un motivo de girasoles. El girasol, con permiso de la rosa, la amapola o el cardo, fue también una de las flores más populares durante el Modernismo. Comenzó a popularizarse con los esteticistas ingleses del siglo XIX (Oscar Wilde se paseaba con un girasol) símbolo del hedonismo, pero también de la felicidad, de la plenitud, que es lo que representa en los cuadros de Van Gogh. Con el Modernismo se integra dentro de las flores usadas en la decoración y aparece en multitud de materiales y técnicas como vidrieras o talla en madera. Aparece frecuentemente en locales dedicados al ocio, como constató Fàtima López en su tesis Ornamentació vegetal i arquitectura de l’oci a la Barcelona del 1900: Restaurante de la Exposición de 1888, Fonda España, Café Torino de la calle Escudillers, London Bar, Palau de la Música o el desparecido Hotel Colón.

Una pequeña galería de fotos con diferentes aplicaciones del girasol:

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barcelona Modernista, Cerámica y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s