Cerámica modernista en Olot

Un paseo por la cerámica modernista que se puede ver por Olot, una ciudad con un rico patrimonio Modernista, más allá de la casa Solà Morales de Lluís Domènech i Montaner.

Comenzamos con la Casa Escubós, de 1906 del arquitecto Alfred Paluzie, una reforma de una casa existente en la que destaca la cerámica usada: cerámica en relieve, en forma de botones de cordones de pasamanería dorados y unos espectaculares capiteles cerámicos, con una flor de pensamiento.

La Casa Gaietà Vila, del mismo Paluzie y también de 1906 es una casa que hace esquina y posee tres fachadas, lo que le permite aplicar una variedad de cerámicas catalanas y valencianas enorme, un conjunto que merece la expresión, si existiese, de “Demasiado siempre es poco”: arrimaderos en fachadas, piezas sueltas, frisos, trencadís o en relieve. Entre las cerámicas las hay de la Pujol i Bausis, como el arrimadero número 28 o zaulejos aplicados por Domènech i Montaner en la Lleó Morera de Barcelona. Otras piezas vienen de fabricantes valencianos.

Sin duda la casa modernista más importante de Olot es la Casa Solà Morales de Lluís Domènech i Montaner, con esculturas de Eusebi Arnau y unas magníficas cerámicas, casi invisibles, en el alerón del tejado, cerámica de la Pujol i Bausis, el hiper usado arrimadero diseño de A.M. Gallissà y piezas en relive de color crema y temas florales.

Casa Solà Morales fachada   Casa Solà Morales cerámica alerón

Obra de Martí Sureda i Vila, de 1905, es la puerta lateral y escalinata de la iglesia de Sant Esteve decorada con cerámica en relieve.

Sant Esteve fachada   Sant Esteve detalle cerámica

De Joan Roca i Pinet es el garaje de la fábrica Descals, 1916, con una cerámica que recuerda a la usada por Rafael Masó en Girona en alguno de sus edificios.

Fábrica Descals el garaje  Fábrica Descals detalle ceramica

Y para finalizar de un edificio sin datar, pero seguramente con orígenes en el siglo XVIII, con una decoración de cerámica Modernista/Noucentista. Si las aves fénix con claramente deudoras de modelos modernistas, los jarrones con frutas son más noucentistas. Unos modelos que producían fábricas como Juan Vila o Eloy Domínguez. Un ejemplo de la cenefa la encontramos en un catálogo de la tienda Coral de Barcelona, del año 1932, lo que indica el uso muy tardío de este tipo de cerámica entre las clases menos pudientes.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otras ciudades modernistas y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s