La Casa Thomas, Mallorca 291-293

Fachada casa Thomas, Domènech i Montaner    Fachada casa Thomas, Domènech i Montaner

Una de las casas menos populares de Lluís Domènech i Montaner es la casa-taller que diseñó para el fotograbador J. Thomas, en la calle Mallorca 291, de Barcelona, como sede de su empresa y domicilio familiar. Una casa muy cercana a otra obra de Domènech, el Palacio Montaner.

Fotos de AFCEC del edificio original, hacia 1899-1900

En ella Domènech aplica la decoración cerámica como una piel que recubre la estructura (la osamenta) del edifico. Es una cerámica con motivos vegetales (seguramente algún tipo de diente de león) que se entrelaza con ramas de olivo y hojas de viña. Una decoración que se repite en los elementos esculturados. En esta red que recubre la fachada destacan dos animales, un águila cerámica, de carácter heráldico, con las iniciales del propietario y una escultura de un saltamontes, que completa el carácter mediterráneo de la obra.

P1050642 P1050637

P1020506 P1020493

Es una cerámica de tonos amarillentos y azules, muy parecida a la que en el mismo momento estaba aplicando en las fachadas de la iglesia del Seminario Pontificio de Comillas. Incluso como en ella, esta red decorativa se ve alterada, o animada, en color y textura por la aplicación de botones cerámicos de reflejo metálico, si en el caso de Comillas es el anagrama de Cristo, en la Casa Thomas es una flor, presumiblemente un girasol. Las cerámicas de Comillas fueron realizadas por la fábrica Pujol i Bausis de Esplugues de Llobregat así que, seguramente, las de la Casa Thomas también fueron realizadas allí.

Una cerámica que debió de resultar un diseño muy satisfactorio para Domènech i Montaner, pues no dudó en aplicarlo en los lavamanos de la cocina y el comedor de la Masia Rocosa, casa familiar de su esposa en Canet de Mar y a la que la familia acudía a pasar los veranos (actualmente forma parte del conjunto de la Casa museu Lluís Domènech i Montaner).

Casa Museu Lluís Domènech i Montaner Casa Museu Lluís Domènech i Montaner

Respecto al girasol es la misma flor que decora el interior de las oficinas, tanto en las pinturas de los techos como en la talla de armarios y puertas. En las ventanas vidrios esmaltados y pintados con piñas de caracter medieval. En los suelos pavimentos hidráulicos con un motivo de dragones, diseño de Josep Pascó de 1891 para la casa Escofet.

En el interior del vestíbulo a la planta noble y en el piso de los propietarios destaca el intenso uso de la escultura decorativa, la cerámica, las vidrieras y pinturas. Para ver un extenso reportaje fotográfico de esta parte, no accesible normalmente al público, ver el blog Barcelona Modernista i Singular, de J. Palau.

El edificio original, sótano, bajos y planta principal estaba coronado con una torre lateral, con cresterías metálicas y un pináculo que le deban al edificio un carácter neogótico. En 1912 Francesc Guardia i Vial, yerno de Domènech, añade a la construcción original 3 pisos, con una escalera de vecinos. En la fachada respeta la decoración original, y traslada al nuevo coronamiento elementos singulares, como el saltamontes o el pináculo. En la decoración de la escalera de vecinos usa un azulejo poligonal con una flor de aciano (blauet en catalán).

   Cerámica floral modernista, aciano o blauet  Aciano o blauet

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barcelona Modernista, Cerámica, Historias de una casa y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Casa Thomas, Mallorca 291-293

  1. Pingback: La ciudad enrajolada | Del Modernismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s