Rajola de mostra, pavimento Nolla y pavimento hidráulico, en Princesa 49

Princesa 49       Princesa 49

Se trata de un edificio aparentemente anodino. Típico de mediados del XIX. Según el catálogo monumental de la ciudad de Barcelona se trata de un edifico reformado entre 1865-1880 sobre la base de una edificación anterior (posiblemente del siglo XVIII.

La calle Princesa se abrió en 1853, bajo la dirección de los arquitectos Francesc Daniel Molina y Josep Oriol Mestres. Ello supuso el derribo de gran cantidad de edificios y la reforma de otros muchos.

En el archivo municipal no he logrado encontrar ninguna referencia a esta finca. Pero visitándola se pueden ver las sucesivas reformas que sufrió. A mediados de siglo, seguramente, se añadieron varios pisos y se reformó la escalera. Aún es visible la enorme variedad y riqueza de los azulejos/rajoles catalanas que adornan los escalones. Todo un muestrario de la cerámica preindustrial de mediados del siglo XIX y algunos ejemplos de una primera cerámica industrial de origen valenciano.

   Princesa 49      Princesa 49    Princesa 49  P1010433

A esta reforma le sigue otra que deja el edificio con la imagen actual (hasta el año 2014…). Se aprecia en los mármoles que tapan el tramo de la escalera hasta el principal. La forja de la barandilla de escalera y en los balcones y en el estucado al fuego que se aprecia en algunos lugares de la escalera en los que ha saltado el enlucido actual.

Pero donde más se nota es en el interior de los apartamentos. Suelos tipo Nolla que se popularizaron a partir de 1890 cubren las estancias de todos los pisos, lo que nos indica que, seguramente, estaban destinados a una clase media acomodada. En las zonas de servicio como las cocinas las losetas son de barro cocido simples.

Princesa 49  Princesa 49 Princesa 49   Princesa 49 Princesa 49   Princesa 49

Princesa 49

También se reformaron los techos, cubriéndolos de cielos rasos con molduras. Estos cielos rasos de yeso ocultaron la antigua decoración de mediados del XIX, pequeñas pinturas lineales (imitando casetones) en las bovedillas (revoltons) del techo.

Princesa 49  Princesa 49

Toda esta gran reforma se debió de llevar a cabo hacia 1895 (fecha que aparece en una de las rejas de la ventana del principal).

Más adelante en algunas habitaciones el pavimento Nolla (gres cerámico) fue sustituido por hidráulico (cemento). Evidentemente, en una casa que fue habitada hasta la década de 1970 hubo más reformas, pero el aspecto decimonónico general quedó inalterado.

Princesa 49  Princesa 49

Ahora, esta finca municipal está siendo reformada. Las fotos que acompañan este texto son de hace más de un año (verano del 2014). Cuando visité el edificio los responsables de la reforma no eran conscientes del valor patrimonial de todos estos elementos. Como solo la fachada está catalogada, no se como estará todo el interior ahora. Es lo que pasa con muchos edificios. Su interior es en general más atractivo que el exterior, pero como no es paisaje urbano, queda a merced de la sensibilidad del propietario.

¡Si alguien tiene información histórica de este edificio, agradecería la información!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barcelona Modernista, Cerámica, Historias de una casa, Pavimentos Hidráulicos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Rajola de mostra, pavimento Nolla y pavimento hidráulico, en Princesa 49

  1. Pingback: Nolla y Anchisi en Canet y Arenys | Del Modernismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s