Antigüedades Esclasans, más de 100 años en activo

 

Antigüedades Maria Esclasans   Antigüedades Maria Esclasans

Se vuelve a hablar de las tiendas históricas de Barcelona, corren listados de negocios y locales a proteger, pero en pocos o ninguno de ellos, he visto el nombre de Antigüedades Esclasans. Un negocio más que centenario y cuya fundadora debería ser una personalidad más reconocida en la ciudad.

Se trata de Maria Esclasans i Batet (1875-1947), que en 1905, al quedarse viuda, se dedicó a la compra venta de antigüedades en su Vilafranca del Penedés natal. En 1908 se traslada a Barcelona con sus hijas, y funda el actual negocio, en la calle de Copons; aunque en 1917 se mudan a un local del carrer de la Pietat, y hasta ahora… ¡ahí siguen!

María Esclasans fue una mujer en un mundo, el de la compra de antigüedades, dominado por hombres. Fue la primera mujer en competir con ellos por las mejores piezas y los mejores clientes, recorriendo las parroquias de Cataluña, Valencia, Aragón a la compra de unos retablos de los que los sacerdotes se desprendían por motivos diversos: desde pura incomprensión de su valor artístico, necesidades económicas o motivos menos legítimos. Incluso viajaba a París a comprar en subastas.

targeta esclasans   la publicidad 1929

Pero lo que hacía más especial a Maria Esclasans es que iba acompañada de sus hijas, siendo el negocio, hasta la actualidad, llevado por las descendientes femeninas. En 1914, por ejemplo, se cita en el periódico de La Costa de Llevant, que un grupo de señoras de Barcelona, recorren Canet ofreciendo considerables cantidades de dinero por antigüedades; tal descripción solo podía ser de la Esclasans y sus hijas.

Entre su clientela se contaban industriales y nobles como Matias Muntadas (Conde de Santa María de Sants) o Tecla Sala, la agitadora cultural Isabel Llorach, artistas como Tórtola Valencia o el modisto francés Givenchy. Y aunque prefería a los clientes particulares también hay piezas de ella en el Museu Nacional d’Art de Catalunya, El Prado de Madrid o el Museo Nacional de la Cerámica de Valencia.

Sin duda su venta más sonada fue en enero de 1936, de un cuadro de Fortuny, El coleccionista de estampas, que pasó de manos de un coleccionista particular francés a lo que ahora es el MNAC gracias a una suscripción popular. El cuadro se exhibió durante unos días en el Palacio de la Virreina (entonces aún vivienda particular de la familia Carreras), cobrando 1 peseta la entrada para verlo. La cantidad recaudada, sumada a los donativos particulares, permitió reunir el dinero para comprar el cuadro. La Esclasans pedía per El coleccionista de estampas 40.000 ptas., habiendo pagado por él 30.000 ptas.; una comisión relativamente modesta y un precio bajo para lo que pocos años antes alcanzaban las obras de Fortuny.

Fortuny El COleccionista de Estampaspalau virreina 2

El Coleccionista de Estampas y exposición en el Palau de la Virreina, en 1935, Maria Esclasans, es la primera por la izquierda, la más alta.

palau virreina 1 Palau Generalitat

María Esclasans participó activamente en la vida cultural de Barcelona, en exposiciones o en la creación del Gremio de Anticuarios, falleciendo en la ciudad, en 1947, a consecuencia de las heridas producidas por una caída en San Sebastián, ese mismo año, durante una reunión de anticuarios.

Por todo esto, quizás su tienda debería estar entre esas icónicas de Barcelona, y sino lo está, es quizás por una de las máximas de la Esclasans, la discreción es lo primero.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barcelona Modernista y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s