La Casa Garí, de J. Puig i Cadafalch

  

La casa Garí se ordenó construir por el finaciero José Garí Cañas, que dirigio la banca Arnús-Garí (fundada en1890 c0mo una escisión de laBanca Arnus y comprada en la década de 1940 por el Banco Español de Crédito). La casa se construyó entre 1899 y 1900 en Argentona, en el valle del Cros, por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch. El encargo se produjo, posiblemente, por las relaciones de familia que había entre los Gari y los Puig.

   

Fotos anteriores: fachada principal foto de Jaume Biosca, 1916 (AFCEC) y vista lateral.

Torre de muro que encierra la finca y otra vista lateral de la casa.

  

Vista de la fachada trasera y fotos de 1913 de J. Salvany del estanque (Fons Salvany, BC).

 

La casa sufrió algunas modificaciones en los años 1920 por el arquitecto Lluís Bonet i Garí, como la ampliación de la casa de los masovers (guardianes).

Más que una casa es un palacete que incluye otras construcciones como los diferentes amurallamientos que rodean la propiedad, una torre de aguas, la casa de los ,masovers o guardianes, una capilla, etc. De hecho, en una guía sobre barcelona y lrededores, publicada en 1909 se la cita y describe como el “Palacio de don José Garí”. Se destaca en hecho de haber sido realizado en solo 9 meses, prueba de la fortaleza de las diferentes industrias catalanas, así como el lujo de su decoración y las obras de arte que en ella se guardan. De las partes que componen el palacio, destaca el gran lago en el que se refleja la fachada, decorada con elementos que parecen cubrirla de una capa de encaje, la tribuna de entrada y la grandiosidad del comedor.

  

   

Puig empleó a fondo la cerámica, entre otro muchos materiales para su decoración, destacando el gran lavamanos del comedor, inspirado en los lavamanos de las cocinas de las tradicionales masías que formaban parte del paisaje en el que se construyó el palacio. Unas masías que Puig debía de conocer, pues era originario del cercano Mataró y tenía su residencia de verano en la misma Argentona.

                                     

La cerámica procede, seguramente, de las fábricas Pujol i Bausis en Esplugues de Llobregat, Sebastià Ribó en Barcelona y de Mensaque en Sevilla. Muchas de las cerámicas usadas, y de diseño de lpropio Puig, son las mismas que utilizó en encargos contemporáneos, como La casa Coll i Regás de Mataró o la casa Amatller de Barcelona, solo que combinadas de formas diversas, así que, aún siendo los mismos azulejos el resultado es diferente en cada casa.

La misma estructura del palacio recuerda a las formas cuadradas con torretas en las esquinas de las masías de la zona, a las que añade elementos del gótico norteuropeo como los hastiales escalonados.

     

Fachadas de las masías de Argentona de Can Cabanyes (foto de 1905) y Les Mateues (foto de 1932) de Josep de Cabanyes (AFCEC)

             

Cocinas de Can Ballot y Can Cabanyes(fotos de 1932 y 1915 respectivamente, de Josep de Cabanyes, AFCEC)

   

Cocina de Can Martí de la Pujada (foto de J. De Cabanyes, 1932, AFCEC) y Can Saborit (foto de Ll. Bonet i Garí, 1905, AFCEC)

                  

Lavamanos del comedor, foto de Jaume Biosca, 1916 (AFCEC) y actual.

 

Vistas de el interior del palacio:

   

Vestíbulo, foto actual y de 1913 (J. Salvany, Fons Salvany, BC).

Detalle de las cerraduras, con el escudo de los Austrias (el águila de doble cabeza, que aun se ve en muchas casas Maresme del siglo XVIII). Esgrafiados de la entrada, otro elemento esencial de la decoración y los juegos de luces de un farol. Escaleras con la gran farola y dos de los animales guadianes, un perro de cuerpo casi humanoy alado y una cacatúa (en el segundo tramo de la escalera)

    

Claraboya de la caja de la escalera y galería (todas las fotos en B/N siguientes de Jaume Biosca, 1916, AFCEC)

     

Galería y distribuidor del piso principal.

         

Suelo del distribuidor, en el que se combinan mármoles y alfardones de cerámica

       

Sala de juegos y envigado de esa misma sala con referencias a diferentes juegos (naipes y ajedrez)

          

Comedor y envigado del comedor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cerámica, Historias de una casa, Otras ciudades modernistas y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La Casa Garí, de J. Puig i Cadafalch

  1. Magnifico tu artículo como siempre y por supuesto muy bien documentado, me encanta ver allí el florón cerámico de Sebastian Ribó en color verde igual que el de la chimenea de la casa Amatller un cordial saludo

    Me gusta

  2. Pingback: Chimeneas y lavamanos en Domènech i Montaner y Puig i Cadafalch | Del Modernismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s