La Casa Agustí Valentí

La casa Agustí Valentí se ha hecho famosa por ser el edificio que se quería eliminar para construir un hotel frente al Palau de la Música Catalana, y relacionado con todo el caso Palau y la financiación irregular de cierto partido político.

¿Pero qué pequeña historia oculta esta casa? Porque como todas, tiene una.

Lo que es fácil encontrar en Internet es que la ordenó construir Agustí Valentí en 1906 y que el arquitecto fue Antoni Millás.

¿Pero quien era Agustí Valentí? Fue uno de los joyeros más importantes de la Barcelona del cambio de siglo y la familia ha siguido siéndolo hasta la actualidad.
He aquí lo que dice de ellos la Enciclopèdia Catalana:

“Manuel Valentí i Forteza (Mallorca 1804 — ?) s’establí a Barcelona cap al 1825. El seu fill, Josep Valentí i Pomar (Barcelona 1854 — ?), continuà la casa. Fill seu fou Joan Valentí i Gallard (Barcelona 1886 — 1957), joier típicament modernista; vers el 1916 s’instal·là al passeig de Gràcia en un establiment que decoraren Marià Andreu i Jaume Martrús; fou el primer que s’atreví a aquesta nova localització, que seguiren després la majoria de joiers barcelonins; celebrà una exposició al Faianç Català el 1926, en la qual obtingué un èxit insospitat; realitzà peces importants per encàrrec de la casa reial d’Espanya. Durant molts anys l’ajudà el seu germà Manuel Valentí i Gallard (Barcelona 1880 — 1969), que realitzà la majoria de models de cera de l’escultor Ismael Smith. L’establiment, però, havia estat traslladat el 1921 en una altra casa del mateix passeig de Gràcia, més avall, on Joan fou succeït pel seu fill Jaume Valentí i Operé (Barcelona 1920). Llurs joies tingueren l’estima de nombrosos clients del Principat i de fora, mercès a dissenys molt personals que anaren canviant de forma segons els gusts de l’època, des del Modernisme fins a les formes més esquemàtiques a partir dels anys trenta.”

 

Broche de platino y brillantes de estilo Art Décó de 1920 y bandeja rococó de la segunda mitad del siglo XIX, todo de Valentí.

Lo que yo puedo añadir es que además, a partir de la década de 1930, también comienzan a fabricar muebles, compaginando hasta la actualidad ambas actividades: ebanistería y orfebrería. En la segunda destacaron tanto en joyas, como servicios de mesa y tocador, como en todo tipo de objetos en plata imprescindibles en toda casa burguesa en la postguerra española… No discutiremos aquí el gusto estético de esos ceniceros, bandejas, candelabros y demás bibelots.

Mesa Valentí, como los objetos anteriores a la venta en internet

La casa se construyó sobre lo que había sido una de las alas del claustro del convento de Mínimos, que había sido desamortizado a mediados del siglo XIX y acogía actividades diversas. Finalmente, en 1902, se derribó para construir el Palau de la Música y abrir la calle Cameros (actualmente Amedeu Vives). En la urbanización de esta pequeña calle los Valentí construyeron su casa taller. Como detalle escatológico, la actual esquina de Amadeu Vives con Sant Pere Més Alt, donde está la casa, la ocupaban las letrinas del desaparecido convento de Mínimos. Se puede observar superponiendo el plano del antiguo convento a la trama actual de calles, muy modificada por la apertura de la Via Laietana, las calles Ortigosa y Cameros (Ortigosa de Cameros el nombre de un pueblo gallego que se separó para dar nombre a dos calles) y la construcción del Palau.

Como era tradicional en el barrio, lleno de fábricas en aquel momento, los Valentí hicieron un edificio polivalente, en el que los locales exteriores hacían la función de tienda, los interiores de taller o fábrica y el piso superior de vivienda.

Vista de la fachada en la década de 1920 e interior de los talleres y tienda de Sant Pere més Alt en 1916 y fachada en la actualidad.

La parte de la vivienda fue ampliada en 1920 por el mestre d’obres Josep Masdéu (1851-1930).

En rojo la parte aumentada en 1920. Plano del Arxiu Municipal Contemporani de Barcelona

No era la única tienda, al mismo tiempo contaban con una sucursal en La Rambla esquina Pelayo, cuya decoración pervivió hasta la fiebre turística, la actual inquilina la arrasó dejándolo todo de un blanco impoluto, anodino y standarizado. Los responsables de patrimonio, ausentes como casi siempre.

La tienda de la Rambla en la década de 1920 y en la actualidad. Publicidad de los Valentí con un dibujo, seguramente, del artista Marià Andreu

A medida que la burguesía subía hacia el Tibidabo alejándose del centro de la ciudad, los Valentí, como el resto de comerciantes del lujo, les siguieron, instalando sus tiendas en el Paseo de Gracia.
Los Valentí fueron, o mejor dicho son, una de esas sagas de la joyería barcelonesa, como los Carreras o los Cabot que marcaron su época y fueron valorados con premios y diplomas en diferentes exposiciones nacionales e internacionales (como en la Universal de Bruselas o la del Centenario de Buenos Aires, ambas en 1910).

Detalles de la finca en la actualidad

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barcelona Modernista, Historias de una casa y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La Casa Agustí Valentí

  1. valenti dijo:

    Molt ben explicada la història. Et passo dades de la torre d’estiueig a Montcada http://vptmod.blogspot.com.es/2011/08/montcada-i-reixac-torre-valenti.html

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s