Barcelona museo de cerámica al aire libre (5)

Hoy un rápido recorrido por algunos edificios por los que hemos pasado centenares de veces y quizás no nos hemos fijado de las discretísimas aplicaciones cerámicas que poseen, como adorno, en sus fachadas u otros elementos arquitectónicos. Algunos son más difíciles de ver, otros están en primerísima línea pero no evidentes.

Empezaremos con los restos de la cerámica, de rajoles de mostra valencianas de mediados del siglo XIX y que han quedado en la fachada de lo que fue un ala del edificio del complejo de La Casa de la Misericordia, donde hoy en día se alza la facultad de Geografía, Historia y Filosofía. Debieron situarse en lo que fueron algún lavadero o zona auxiliar, recuperando ejemplos de los que se usaron en el resto del edificio. Por el tamaño, de 20×20 seguramente son valencianas, en esa época, la mayoría de las rajoles de mostra catalanas eran de 12x12cm. Para saber del complejo de La Casa de la Misericordia ver aquí.

Del Raval saltamos a la Rambla, en el edificio de la Academia de las Ciencias y las Artes, de Josep Domènech i Estepà, en la cista de las cúpulas de las pequeñas torres, en las que se encuentran los observatorios astronómico y meteorológico, azulejos rojos y amarillos,

No muy lejos, la Casa de Ròmul Bosch i Alsina, un enorme edificio de reminiscencias goticistas, de la familia de arquitectos Bassegoda, en el que encontramos cerámica neoárabe, cerrando los óculos superiores de la enorme tribuna de la fachada principal.

En Rambla de Catalunya 22 un edificio del que no tengo datos, pero adorna las lindes y óculos de las ventanas con una cerámica al estilo de las de mostra del XVIII.

En la calle Balmes-Diputación,  la casa de Enrique Bobes, un edificio de autoría compleja. Los planos, de 1896, aparecen firmados por Manuel Comas i Thos y Enric Sagnier. Parece que el autor es el primero y el segundo debió de realizar alguna tarea de supervisión o modificaciones. En 1905 el edificio es parcialmente modificado por Marceliano Coquillat. En la circular portería encontramos un arrimadero de color verde.

Volviendo a Rambla Catalunya 123, una de las casas Verdú, de los arquitecto Maurici Augé y Salvador Viñals, la tribuna y balcones de la casa estan adornados por una simpele cenefa de axulejos verdes que enmarcan una pieza en relieve que representa una flor, quizás un crisantemo.

Y finalmente en Rambla Catalunya-Diagona, la Casa Serra, de Josep Puig y Cadafalch y sus magníficas crestarías, jarrones y dragones en cerámica.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Barcelona Modernista, Cerámica y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s